Evita Hacer Esto Si Quieres Bajar De Peso

¿Intentaste aplicar una dieta extrema, inscribirte a un gimnasio o simplemente reducir tus calorías, pero aun así no lograste bajar de peso? ¡Tranquila! No eres la primera persona a la que le sucede esto.

Hacer una dieta equivale a mucho más que aplicar un régimen a seguir, por lo que, si lo intentaste y no funcionó – lo cual suele suceder cuando lo intentamos por primera vez- quizás estés cometiendo uno de estos errores.

  1. No tomar agua

Mantenerte hidratada ayuda a saciar tu hambre, pues, cuando esta deshidratado el cerebro suele enviar mensajes erróneos de hambre que podrían hacerte comer de más.

Asimismo, tomar agua ayuda a desintoxicar tu organismo, quemar grasas mientras se reposa y, sobre todo, a metabolizar las grasas que ingieres.

  1. No comer lo suficiente

Este es uno de los errores más comunes, y es que mucha gente suele pensar que comer menos significa que tu cuerpo quemará más grasa; sin embargo, lo único que logras en estas ocasiones es que al ingerir menos calorías de lo normal, tu cuerpo hará lo posible por conservar sus recursos y volverá más lento tu metabolismo, haciendo que sea más difícil bajar de peso.

  1. Saltar comidas

Además de hacer tu metabolismo más lento, se incrementará tu hambre y hará que al momento que vuelvas a comer te desenfrenes y tu cuerpo asimile mucho más las calorías, en la urgencia por conservar las energías. Lo mejor, es que comas cinco veces al día, porque, aunque pueda sorprenderte, esto te hará asimilar menos calorías.

  1. Creer que todas las calorías son iguales

No es lo mismo ingerir 60 calorías de atún que 60 calorías de helado, pues, está comprobado – por un estudio realizado el New England Journal of Medicine- que aquellas personas que ingieren calorías de productos almidonados o azucarados, ganan más peso que aquellas que consumen calorías de alimentos saludables; pues se procesan de manera distinta.

  1. Consumir productos “dietéticos”

La moda de una alimentación saludable ha provocado que diversas compañías dedicadas al rubro de la comida lancen alimentos envasados con la etiqueta de saludables o dietéticos.

Estos, sin embargo, pueden contener más azúcares y calorías extra que la comida normal, pues los conservantes e ingredientes extra como los edulcorantes -usados usualmente para que obtengan más sabor- podrían evitar que pierdas peso y generar otras enfermedades, como la diabetes.

  1. Usar los ejercicios como una excusa para comer

Un error que cometen muchas personas, es sobreestimar las calorías que queman y además, usarlas como una excusa para abrir el refrigerador e ingerir comida en exceso con la idea de “darse un gusto por el esfuerzo hecho”.

Esto, puede perjudicarte debido a que esta tendencia suele llevar a consumir productos que te hagan subir de peso.

  1. Sobre-exigirte

Hacer ejercicios y tener una dieta saludable es bueno para el cuerpo; sin embargo, obsesionarte con ambos puntos podría perjudicar tu salud; pues podría hacerte vivir presionada y frustrada en caso no tengas los resultados deseados.

  1. Dejar el realismo de lado

Existen tres tipos de cuerpo: el ectomorfo, el mesomorfo y el endomorfo. Las personas ectomorfas tienden a ser delgadas y a tener un metabolismo rápido que por lo general hace que les resulte difícil subir de peso.

Por otro lado, si tienes uno de los otros tipos de cuerpo, probablemente se te haga muy difícil pesar lo mismo que una persona con tendencia a ser delgada. Asimismo, debes tener en cuenta que pesar menos no es sinónimo de salud.

  1. Estresarte

La sensación de nerviosismo hace que tu cerebro mande señales de necesidad de alimentos grasos o con exceso de azúcares; asimismo, el cortisol – hormona que se libera cuando estas estresada-  provoca la acumulación de grasas en tu organismo, especialmente en el área de la cintura. Procura mantenerte calmada.

  1. Romper la dieta

Quizás suene redundante, pero definitivamente, si quieres bajar de peso, el mayor error es romper la dieta. Sin importar que sea un cumpleaños, un fin de semana o que te encuentres de vacaciones, hará que pierdas el ritmo de tu vida saludable.

Perder peso puede ser difícil, pero todo depende de tu voluntad y el compromiso de llevar una vida saludable como un hábito; pues retomar una alimentación híper-calórica luego de alcanzar el peso deseado podría hacerte subir mucho más de peso.

Share this article

Comments are closed.