¿Cuántas veces habremos escuchado que comer demasiados huevos es malo para el colesterol? Dependiendo de quién lo diga o dónde lo leas, la cantidad varía, pero la realidad es otra distinta: cuanto más colesterol comes, menos produce tu cuerpo, por lo que incluir el huevo en tu dieta diaria no tiene por qué influir negativamente en este aspecto. No obstante, esto depende también de otros factores, entre los cuáles están las propias condiciones de salud de la persona.

Para que puedas disfrutar con tranquilidad de este rico alimento, te explicamos cuántos huevos puedes llegar a comer sin que afecte a tu colesterol.

¿Cuántos huevos son saludables a la semana?

¿Cómo regula el cuerpo el colesterol?

El órgano que regula el colesterol en el cuerpo es el hígado. Éste produce grandes cantidades del mismo, por lo que cuando ingieres alimentos ricos en colesterol, el hígado reduce su producción para compensar los niveles y evitar el exceso. Es por esta sencilla razón que el hecho de comer cierta cantidad de huevos al día no influye en la cantidad de colesterol en el organismo.

Es más, a pesar de que siempre se ha visto como algo negativo y sus altos niveles se vinculan con enfermedades de corazón y muerte prematura, el colesterol es una molécula estructural esencial para la membrana celular, por lo que es un alimento importante dentro de una dieta sana y equilibrada. Aun así, si tus niveles de colesterol en sangre son altos, deberías evitar ingerir demasiados alimentos ricos en éste, ya que podría provocar un incremento, aunque fuera moderado, del mismo.

¿Comer muchos huevos incrementa el colesterol?

¿Es malo comer varios huevos diarios?

La parte del huevo que contiene el colesterol es la yema, mientras que en el resto se concentra la proteína. De esta manera, lo que se ha aconsejado siempre es no comer más de seis yemas a la semana, teniendo en cuenta que un huevo de tamaño medio ya contiene el 62% de colesterol de la ingesta diaria recomendada.

A pesar de esto, se han realizado estudios que demuestran que el hecho de comer huevos no influye negativamente en el nivel de colesterol, y que la reacción al mismo depende también del individuo en cuestión. En dichas investigaciones se expone que en el 70% de los casos el consumo de huevos no afecta al “colesterol malo” (LDL), mientras que en el 30% restante se nota un aumento ligero en sus niveles, pero sin llegar a ser una causa de preocupación.

Por otra parte, el consumo del huevo aumenta el “colesterol bueno” (HDL), sumando a ello otros aspectos positivos como los siguientes: este alimento, enriquecido en Omega 3, ayuda a bajar los triglicéridos, conocidos como otro factor de riesgo, además de aumentar los niveles de antioxidantes en sangre.

En conclusión, se ha demostrado científicamente que comer hasta tres huevos al día es seguro para una persona saludable.

Consecuencias de comer demasiado huevo

Relación del huevo con enfermedades del corazón

En estudios realizados en los que se realizó un seguimiento de los participantes durante años, se observó que el hecho de incluir huevos en la dieta no producía una diferencia en lo que al riesgo de contraer enfermedades de corazón se refiere; en algunos de ellos incluso se mostraba una reducción del riesgo de derrames. Igualmente, factores como la propia dieta en sí, la actividad física y el fumar o no, también estaban incluidos en las investigaciones, observándolo todo en su conjunto.

Sin embargo, como hemos mencionado, la situación de cada individuo varía. Otro de los hallazgos sugería que el riesgo de sufrir enfermedades de corazón debido a la alta ingesta de huevos sí que podía aumentar en personas con diabetes de tipo 2. Sin embargo, consumiéndolos de manera moderada y en una dieta baja en carbohidratos, que es la más adecuada para los diabéticos, los huevos pueden ayudar a reducir este riesgo.

El huevo y las enfermedades de corazón

Los beneficios de comer huevo

Obviamente, no podemos olvidar los importantes beneficios de incluir los huevos en nuestra dieta. Como proteína animal de alta calidad, ayudan a incrementar la masa muscular y la salud de los huesos, además de ayudarte a perder peso con la sensación de saciedad que proporcionan.

Además de esto, protegen la vista contra el riesgo de contraer enfermedades como las cataratas y la degeneración macular debido a su alto contenido en los antioxidantes luteína y zeaxantina. Por otro lado, tus células también lo agradecerán si conviertes el huevo en uno de tus alimentos habituales, ya que aporta altos niveles de colina, nutriente fundamental para el cerebro.

Los beneficios de incluir huevo en la dieta

Conclusión

Una persona saludable puede llegar a comer hasta tres huevos al día sin preocuparse por el colesterol, ya que el propio organismo se encarga de equilibrar sus niveles y, aunque hay que tener en cuenta las circunstancias del individuo, la ingesta de este alimento no influye en el aumento del riesgo de padecer enfermedades de corazón.

Muy al contrario, el huevo es beneficioso para la salud, tanto para los músculos como para los huesos, e incluso el cerebro, protegiendo también uno de nuestros cinco sentidos: la vista. De esta manera, podemos considerarlo uno de los alimentos más saludables del mundo, y más aun si nos referimos a aquellos enriquecidos en Omega3.