Químicos Que Te Hacen Engordar

¿Sabías que aparte del azúcar refinada y el poco ejercicio, existen otros factores que contribuyen con la obesidad?

Algunos cereales y alimentos procesados, utensilios de cocina y mariscos pueden estar influyendo en tu salud al contener ciertos químicos. En este sentido, un estudio descubrió que las células humanas pueden ser afectadas por tres sustancias químicas, y en particular con el sistema digestivo, ya que puede estar indicando al cerebro que tu estomago no está lleno y hacer que comas en exceso.

Descubre cuáles son los aditivos químicos que más pueden hacerte engordar.

3 químicos a evitar para no engordar

1. Disruptores Endocrinos o butilhidroxitolueno (BHT)

Es un antioxidante que se encuentra por lo general en los cereales del desayuno y algunos snacks. Algunas investigaciones anteriores con animales sugieren una relación entre BHT y un mayor riesgo de cáncer; por tal motivo el ingrediente ha sido prohibido en Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Japón y en toda Europa.

 

2. Ácido perfluorooctanoico (PFOA)

El ácido perfluorooctanoico (PFOA), se encuentra en utensilios de cocina; en particular en aquellos que tienen antiadherentes. También se pueden encontrar en alfombras e incluso en ciertos productos cosméticos, como los utilizados para antienvejecimiento.

 

3. Tributilestaño (TBT)

Es un combinado de pinturas que pueden introducirse en el agua y se puede acumular en los mariscos, especialmente en los criaderos cercanos de los puertos comerciales.

El uso que se le daba al TBT era como biocida para evitar que los organismos marinos crecieran en el casco de las embarcaciones.

Los mariscos en criaderos pueden tener TBT

Conclusión

De acuerdo con Dhruv Sareen, director de la instalación del núcleo de células madre pluripotentes, cada una de estas sustancias químicas dañan las hormonas que comunican el intestino con el cerebro (Rajamani et al. 2017).

Los investigadores, utilizando células madre, desarrollaron tejido epitelial y tejido neuronal, el cual se encuentra en el hipotálamo que controla el apetito y el metabolismo. Los tejidos fueron expuestos a los tres químicos, primero individualmente y luego combinados, dando como resultado que las hormonas que comunican los tejidos epitelial y neuronal fueron alteradas.

Este descubrimiento muestra que el cerebro no sabría cuándo se encuentre lleno el estómago, trayendo como consecuencia que se coma en exceso. Además, los químicos dañaron las mitocondrias celulares, lo cual afecta el metabolismo del cuerpo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA),continúa permitiendo el uso del BHT como ingrediente. Algunas empresas, por contra, lo han eliminado de sus productos alimenticios.

La FDA dice que “si bien no hay evidencia en la información disponible sobre BHT que demuestre un peligro para el público cuando se usa en los niveles actuales y en la forma que se practica, existe incertidumbre que requieren que se realicen estudios adicionales en el futuro”.

Si deseas evitar productos que contengan esos químicos, lee las etiquetas de los ingredientes, investiga las marcas de utensilios de cocina antes de comprarlos y revisa los ingredientes de los cosméticos para el cuidado de la piel.

 

Share this article

Comments are closed.